El efecto placebo se da cuando un tratamiento (una terapia, un fármaco, una cirugía..) que en realidad no es tal, sino un teatrillo que no debería producir efectos beneficiosos en el paciente, los produce. Los expertos llevan tiempo dando vueltas por los cerros de Úbeda tratando de explicar algo que en realidad es muy sencillo. El efecto placebo no es más que la opinión de tu mente inconsciente.

 

¿Cómo explicar un efecto que no debería darse?

 

No cabe duda de que el efecto placebo existe, las más avanzadas técnicas de investigación neurobiológica, como la resonancia magnética o la tomografía por emisión de positrones, confirman los cambios que se dan el cerebro al administrar un placebo.

Numerosas teorías tratan de explicar estos efectos sin aclarar cómo funcionan los placebos. Fabrizio Benedetti, uno de los investigadores que más ha indagado en el efecto placebo, propone que es básicamente un fenómeno social. Partiendo de la conducta de acicalamiento de nuestros ancestros primates, pasando por el chamanismo hasta llegar a la figura del médico actual.

 

 

Según esta hipótesis, se crea un vínculo con la otra persona, donde las creencias, la confianza o la esperanza tienen mucho peso en la superación de la enfermedad.

En mi opinión no es necesario el vínculo social, no es la base del efecto placebo, sólo es una de las posibilidades de que se produzca. Teniendo en cuenta que somos una especie eminentemente social, tiene mucho sentido que sea uno de los precursores habituales. Pero como digo, no es la base, el mecanismo. Esto es dar vueltas por Úbeda.

Aquí tienes un ejemplo de efecto placebo sin mediación social: Yo me curé la Fibromialgia a mí mismo.

Sus hipótesis sobre la causa de la Fibromialgia y su tratamiento no tienen nada que ver con la biología del dolor ni con los mecanismos del dolor. Su tratamiento no se ha podido validar en otros pacientes y sin embargo en él funcionó ¿Por qué? Efecto placebo.

Afirma Benedetti que, a tenor de las estructuras cerebrales y neurotransmisores implicados, no sólo existe un tipo de placebo, sino muchos. Razón que dificulta enormemente el conocimiento de los mecanismos del efecto placebo. Seguimos en Úbeda.

Se está analizando el efecto placebo desde una perspectiva equivocada. Como ocurre en todos los trastornos, las estructuras cerebrales activadas, así como los neurotransmisores implicados, no son la causa. Son un síntoma. De poco vale centrarte en ellas. Lo importante es saber porqué se dan esas activaciones.

 

Entonces tenemos que buscar la causa de la activación de esas áreas cerebrales, de esas reacciones neurofisiológicas. Las diferentes caras del efecto placebo esconden un único mecanismo de activación. La mente instintiva.

 

¿Qué tienen en común estas situaciones?

  • Dolor
  • Ansiedad
  • Estrés
  • Depresión

Todas ellas son consecuencia de una valoración mental sobre la que no tienes ningún control. En todas ellas ha de haber una valoración de lo inconsciente para que se produzcan. Si lo inconsciente no hace una determinada valoración no vas a sentir dolor, ni ansiedad. Tampoco vas ponerte nervioso. Es la encargada de poner en marcha los recursos que cree convenientes.

 

¿Qué tienen en común estas otras?

  • Cáncer
  • Parkinson
  • Enfermedades infecciosas
  • Alzheimer

Que su aparición no depende de una valoración mental, no son consecuencia de una valoración mental. En algunas de ellas aún no se conoce qué mecanismo las provoca pero, desde luego no tiene nada que ver con algo mental, como pasa en la ansiedad o el nerviosismo, que siempre será fruto de una opinión mental. Todas las enfermedades tienen un componente psicológico, pero en un grado muy variable. En una enfermedad infecciosa poco se puede hacer por mucho que trabajes tu inconsciente o tu positividad.

 

¿En cuál de los dos grupos se observa un mayor efecto placebo?

 

Exacto, en las primeras. Cuanto más peso tenga la activación de la mente inconsciente en un trastorno, mayor será la probabilidad de que le afecte un placebo. Una mente inconsciente que se equivoca constantemente. Una instancia psicológica que es intrínsecamente ciega. Por eso es tan fácil acabar en Úbeda dando vueltas, es muy difícil predecir, medir y sistematizar lo que va opinar una mente ilógica. Dos personas pueden responder de manera muy distinta al mismo placebo, incluso en una misma persona puede haber cambios. Todo depende de la valoración de la mente inconsciente.

La mente inconsciente está continuamente activando unos procesos e inhibiendo otros. Evaluando y respondiendo. Hace una evaluación, llega a una conclusión y actúa: Dolor, nerviosismo… No tiene porqué haber daño físico, no tiene porqué haber un peligro real. Son evaluaciones instintivas, ilógicas y tremendamente conservadoras. Más vale prevenir que curar, su lema.

 

La evaluación que haga de ese tratamiento, igualmente instintiva e ilógica, será el preludio de la respuesta que dé.

  • El color de la pastilla.
  • Un tratamiento con mucha parafernalia (aparatos técnicos…)
  • El prestigio que le asignemos al especialista o a la institución.
  • Resultados asombrosos en otros pacientes…

No es un fenómeno básicamente social. El efecto placebo depende básicamente de la película que se haga la mente inconsciente del tratamiento que se está llevando a cabo.

 

El Placebo no se puede entender matemáticamente porque depende de la opinión de una mente instintiva e ilógica.

 

No necesitas a nadie para que se de el efecto placebo. No lo puedes generar tú voluntariamente. Todo depende de la evaluación y reacción de la mente inconsciente, sobre la que tienes poca influencia.

¿Cómo separar el efecto del tratamiento, digamos neto, y la respuesta de la mente inconsciente? Difícil tarea. Numerosos trabajos ponen en entredicho los efectos de los fármacos, que en muchos casos no superan a los grupos de control placebos. En las psicoterapias ocurre lo mismo.

Llamamos placebo a aquella respuesta que no debiera haberse dado en base al efecto que prevemos en el organismo. Pero es muy difícil separar el efecto neto del tratamiento del margen de actuación que tiene la mente inconsciente ¿Hasta dónde llega cada uno?

Quizá se puedan hallar patrones, pero teniendo en cuenta que depende de la opinión de una instancia ilógica e instintiva, preparada para un mundo que ya no existe, está complicado.

 

Una mente inconsciente que no deja de aprender, de prever, de anticiparse, de evaluar y de dar las respuestas que considera oportunas. Eso es el efecto placebo.

 

Educación en los mecanismo del dolor

 

La educación en los mecanismos del dolor es un tipo de intervención que está dando unos resultados realmente buenos en el tratamiento del dolor crónico, pero no siempre funciona.

¿Por qué?

Que la persona deje de sentir dolor va a depender de lo que opine la mente inconsciente de esa intervención. Los enfermos de dolor crónico viven en un mar de incomprensión. El mero hecho de juntarte con gente que está en tu misma situación, ayuda. Si encima te explican porqué te pasa lo que te pasa, y te das cuenta de que tienes un organismo razonablemente sano pero equivocado, puede que el dolor desaparezca. Siempre y cuando tu mente inconsciente perciba todo eso como el fin de la situación en la que había decido mandar dolor.

No es cuestión de esforzarse tremendamente en una tarea concreta. Todo depende de la opinión que le merezca a la mente inconsciente. Hay casos en los que una fibromialgia galopante, considerada por muchos “expertos” como neuropática, genética, crónica… remite con unas pocas horas de educación sobre el dolor.

 

Fármacos

Con los analgésico pasa parecido. Un analgésico no puede hacer nada en la lesión. Un analgésico sólo tiene capacidad de atenuar o eliminar la señal que mandan los tejidos dañados al cerebro. Pero la herida seguirá igual. Lo que hace es engañar al cerebro disipando la señal que le indica que hay daños. Consecuentemente deja de mandar dolor.

 

Si te han hecho millones de pruebas y no hay nada dañado en tus tejidos, allá dónde te duele, no hay ninguna señal que atenuar.

 

Tu cerebro te está mandando dolor porque se equivoca constantemente. No se basa en ninguna señal de tejidos. Tú vas a tomar un analgésico, que sólo hará efecto en la medida en que tu creas que va ayudarte. Si te dicen que es un analgésico megapotente de 7ª generación, que acabará con todos tus dolores, y tu mente inconsciente “se lo cree”, hará efecto. Pero será efecto placebo. Porque el analgésico megapotente de 7ª generación no puede hacer su trabajo. No hay señal de tejido dañado que atenuar.

Todo dependerá de cómo se lo tome tu mente inconsciente.

Con los antidepresivos más de lo mismo, no se sabe hasta donde llega su efecto, la opinión de esa mente tiene mucho peso y es difícilmente medible. Los efectos de los antidepresivos también están en entredicho.

 

Inflamación

 

En una inflamación también puede darse efecto placebo. La inflación es la decisión de la mente consciente de mandar recursos a una zona dañada. Esos líquidos contienen recursos para ayudar a sanar esa zona, por eso no es conveniente tratar de bajar la inflamación. Está ayudando a sanar.

Si tomas algún fármaco, o haces algo que lleva a interpretar a tu mente inconsciente que en esa zona no son necesarios esos recursos, la inflación cederá, sin haber tomado un “antiinflamatorio real”. Efecto placebo, una opinión.

 

 

 

Como ves el gran protagonista, el centro de todo, es la mente inconsciente. El efecto placebo es la respuesta de una mente instintiva e ilógica a situaciones que le llevan a considerar que ya no es necesario dar la respuesta que estaba dando. Revierte un malestar que ella misma había creado.

Si quieres salir del dolor aprende cómo funciona tu mente instintiva ya actúa en esa línea. Es la llave que te sacará del dolor.

 

Me encantaría conocer tu opinión en relación al placebo, déjame un comentario con tu experiencia y ayúdame a difundir si te ha parecido interesante.

 

Un saludo!!!

 

 

Fuente: Nueva Ilustración Evolucionista

autor
2 Comments
  1. Maria Baselga

    El dolor me atacó de pronto cierto que viví muchos añ os con mucho estrés pero nunca había tenido un dolor de espalda me dijeron los médicos mal asunto y así lo asumí Soy psicóloga y creo que mi inconsciente puede estar implicado aunque tb. Se que Tengo casi 90 años un mirloma quiescente y dicen que una neuroparia son muchas pegas pero quizá mi mente ? Podría hacer algo ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar